El museo que debe ser

El museo que debe ser

Art.hacktivismo, 2020
Intervención en la página web del Museo del Prado

¿Cómo hacer de los museos y centros de arte lugares más democráticos, igualitarios, diversos e implicados socialmente, cuyos espacios y colecciones no perpetúen la mirada androcéntrica y colonial?
El Museo del Prado refleja en la exposición «Invitadas» la misoginia del sistema artístico, pero no escapa de ella sino que  continúa perpetuándola.
En la última década se han comprado un centenar de obras de hombres, por valor de más de 25.000.000€, pero solo se ha adquirido una mínima cantidad de cuadros de mujeres que no superan los 65.000€.
Tan solo 11 obras de las más de 1.700 expuestas en la colección permanente son de mujeres. 

Invitadas. Fragmentos sobre mujeres, ideología y artes plásticas en España (1833-1931)